Miedos y tabúes del mundo BDSM

Miedos y tabúes del BDSMCuando me encuentro por primera vez con una pareja, un hombre o mujer, que nunca ha experimentado el juego BDSM, el nerviosismo se palpa, han visto, leído, pero nunca han practicado, les atrae, les excita pero no saben que se encontraran cuando vienen a mi, me han llegado a decir incluso “pero si eres normal y encantador” si, para reír la verdad, pero te aseguro que lo he tenido que oír. Y todo ello es porque desde el exterior el mundo BDSM se ve como algo sucio, algo hecho solamente para enfermos, a ti no tengo que intentar convencerte de que no, ya que me estas leyendo, pero si que es cierto que muchas veces hes tenido que desmitificar este mundo, y que una vez lo conocen se enganchan a el y no lo sueltan.

Como siempre digo, el mundo BDSM es tan amplio o tan sencillo como quieras verlo, te lo voy a comparar con el denominado “sexo vainilla”, en el sexo, puedes simplemente dedicarte a hacer el misionero o puedes llegar a tener una vida sexual liberal, todo cabe si la pareja lo admite, tríos, intercambios de pareja…, cada uno decide, y el BDSM es lo mismo, tu marcas tus propios juegos y llegas hasta donde quieras llegar, es así de simple. Por ello, no hay que tener miedo, hay que tener la mente abierta por supuesto que si, pero no busques el reflejo de nuestro juego en las cosas mas extremas. En los últimos tiempos, hemos tenido la gran suerte de que libros de éxito mundial han acercado nuestro juego quizás mas a la normalidad, enmascarado con historias de amor por supuesto, pero que han hecho que ya no se vea tan complicado ni sucio. Yo lo veo en mis talleres y sesiones, se acerca mucha más gente, están algo más abiertos a aprender que es esto del BDSM y cuando ven lo simple que es, ven el cielo abierto y en muchos casos incluso ven la salvación a una relación al borde de la rotura, porque les aporta nuevas ilusiones, que bien conducidas volverán a crear el vinculo necesario para que todo funcione.

Dhanko

¿Qué hacer cuando tu sumisa quiere dejar de serlo?

fin_del_juego_bdsmAyer recibí un correo de un amigo en el que me hacia una de las preguntas mas complicadas de responder, ¿qué hacer cuando tu sumisa quiere dejar de serlo?.

Lo reproduzco (con su autorización)

Amigo Dhanko, hoy tengo un gran dilema, me siento roto por dentro, mi amor, mi pareja, mi sumisa, hoy me ha dicho que quiere dejar de jugar conmigo, que ya no se siente mi sumisa. Me ha dicho que me ama por encima de todo pero que ya no le llena jugar conmigo. Le he propuesto varias alternativas, entre ellas, juegos, buscarle un nuevo Amo y todo han sido negativas. Hemos hablado largo y tendido sobre ello y no quiere volver a hablar del tema, solamente me ha pedido que yo también me aparte del juego, que no busque, que me desvincule por completo y que emprendamos una vida totalmente vainilla.

Por un lado, mi querido amigo, quiero y debo cumplir con la que me pide, pero, ¿por qué debo acallar?, ¿por qué debo dejarlo todo?. Se que me hundiré en el fango y eso ira en contra de nuestra relación.

Siempre hemos jugado sobre los limites establecidos, siempre he respetado sus deseos. Siempre he mirado por ella, los juegos siempre han sido con otros hombres, nunca he buscado nada que se considere egoísta. De un tiempo a esta parte si que es cierto que ya no buscaba hombres para jugar, que lo hacíamos entre nosotros y quizás eso le cansase, quizás todo esto simplemente fue para poder tener sexo con otros hombres, mil preguntas vienen hoy a mi mente, y no tengo respuestas.

Se que si no busco, si no obtengo, como lo he hecho toda mi vida, la relación se romperá, que todo terminara porque me faltara el aire. Y quizás ella es la culpable por haberme hecho probar las mieles de llegarme a ver como la persona mas feliz y completa del mundo.

Espero que puedas ayudarme Dhanko.

Un cordial abrazo

P…

Difícil aconsejar, ¿verdad?

Querido amigo, te pedí permiso para incluir tu correo y mi respuesta en el blog y ahora que debo contestarte no se que decirte, no se como me sentiría en tu misma situación. Lo que si que tengo claro, es que por mucho que ame a mi pareja, ella no tiene ningún derecho a decirme que debo dejar de hacer algo simplemente porque ella no quiere hacerlo ahora. Eso debes hacérselo entender, debemos respetar que ella ahora no quiera jugar, pero y tu ¿quieres dejarlo? Por lo que entiendo, es que no y por todo ello debo decirte que no lo dejes, y deberías explicarle a tu pareja que todo ello puede ir en contra de vuestro futuro.

Cuando conocí a mi actual mujer, decidí por mi mismo dejar el mundo BDSM, ella se mostraba preocupada porque creía que no sabría dármelo todo y sin embargo con el tiempo sabéis que ha sido todo lo contrario, que me ha hecho ser completo y rozar el cielo.

¿Si ahora me lo quitara? Se que no podría soportarlo, que buscaría poder tener ese oxigeno que necesito, ¿si me lo prohibiera? Se que seria el fin de nuestra relación.

Pero como te digo mi querido P… espero que podáis llegar a un entendimiento, que si ella no quiere darte aquello que necesitas, sepa entender que si te quiere, debe dejarse de miedos o te perderá de todas formas.

Habla con ella, intenta que sea participe de lo que tu hagas, si no quiere jugar, que no juegue, pero debe entender que toda prohibición, aumenta el deseo.

Un abrazo amigo

Dhanko

La llave de la sumisión

Hace un par de días hablaba sobre si el dominante nace o se hace. Hoy quiero abordar mi opinión sobre la sumisión.

Lógicamente, existen todo tipo de opiniones, y todas validas sin duda. La experiencia de cada uno es la que nos lleva a pensar de una forma u otra.

Para mi, al margen del mismo sentimiento sumiso, quizás la parte mas importante es la dominante, ¿por qué, te preguntarás? Y te responderé de forma muy sencilla. Si el dominante no sabe guiar a la sumisa, ella no llegará nunca a descubrirse, a desempolvar su alma sumisa y aunque ella piense que en esencia lo es, dejará de ejercerlo porque no le encuentra sentido ni placer. Por ello, creo que la llave de la sumisión la tiene siempre el dominante.

Un dominante debe guiar, debe conocer, debe proteger y sin duda debe hacer que su sumisa, cada día vaya descubriendo cosas nuevas, tanto físicas como mentales, eso sin duda hará que cada nuevo descubrimiento, cada nueva sensación, sea un triunfo para nuestra sumisa.

la_llave_de_tu_sumision

Cuando juegas con tu pareja, lógicamente es mucho mas sencillo, las parejas se conocen casi a la perfección y eso hace que juguemos con ventaja, la parte física la tenemos prácticamente ganada y la mental, aunque mas complicada, podemos irla nutriendo cada día un poco mas, para que ella vaya disfrutando de cada descubrimiento.

Un dominante que no sepa extraer la salvia a su flor, no podrá nunca poseer esa llave que nos lleva a descubrir un mundo de aromas y esencias que nuestra sumisa tiene en su interior.

Mucha veces me he encontrado con mujeres que me han retado, mujeres que han querido descubrirse y sin tener la confianza por las cosas que habían vivido hasta ese momento, han querido saber si verdaderamente eran sumisas. No te creas que es sencillo, pero en algunos casos si lo he conseguido, se han podido descubrir, pero… ha sido por ellas, o por mi forma de hacerlo.

La sumisa, debe nacer sumisa, de nada sirve pensar que podemos cambiar a alguien. Hay sumisas que me hablan de que son dominantes pero que la sumisión les agrada por ejemplo en los juegos sexuales, yo siempre les intento hacer entender que eso no es sumisión, que no pueden pretender que un dominante abra su caja de Pandora porque no hallarán nada, jugarán, gozarán, pero nada mas. Por todo ello creo que una persona no puede convertirse en sumisa por mucho que lo intente si no lo es.

Para terminar y dejar de liarme como hago siempre, a las dos preguntas de hoy mis respuestas son, que la sumisa debe nacer sumisa y que la llave de la sumisión la tiene siempre el dominante.

Son opiniones muy personales, nunca intento dictar cátedra, porque sin duda tengo muchísimo que aprender, solo intento dar opinión en base a mis vivencias.

Dhanko

BDSM, Buscando la marca perfecta

buscando_la_marca_perfectaA lo largo de mi vida, me he encontrado muchas veces con esta pregunta, ya sea por una sesión realizada, por mi sumisa o incluso por preguntas de ambas partes del juego BDSM, es algo que enriquece tanto a dominantes como a sumis@s.

Una de mis sumisas del pasado, me decía que no había mayor placer para ella que verse las marcas que había dejado en su piel mientras jugaba con ella durante algunos días, lógicamente para mi también era un placer indescriptible saber que durante esos días su sentimiento de pertenencia hacia su Amo se acentuaba mas si cabía.

Pero lo importante es no obsesionarse con ello, debemos comprender que no para todos o todas, esas marcas son de vital importancia para sentirse perteneciente al otro participe del juego BDSM, debemos siempre respetar los pactos de esos juegos, ya sea por gusto o por privacidad.

También me ha ocurrido que ha venido a casa una sumisa para una sesión, hemos pactado que no hubieran marcas mas allá de una simple rojez en la zona nalgar y cuando se ha marchado me ha dicho “ahora que me encuentro en casa, desearía poder verme esas marcas Amo”. Algunas veces en la siguiente sesión hemos subido un poco la intensidad, pero aunque me den carta blanca, siempre quiero que la progresión sea controlada.

Entrando en materia ¿cuál es la marca perfecta?, simplemente aquella que os transmita a los dos. Para mi, dejar una marca por dejarla, no me dice nada, si se que hago aquella marca y que recordare, y mi sumisa por supuesto, la disfruta durante horas o días, ya me satisface, de otra forma no.

Debéis siempre tener cuidado de que no sean visibles, aseguraros que se marchara en pocas horas o días, eso hará que queráis volver a disfrutar produciéndolas y recibiéndolas de nuevo. En caso que seáis pareja, los pactos son lógicamente, completamente diferentes, pero aun así debéis siempre pensar en que permanezcan ocultas al resto de habitantes de la casa.

También hay dominantes que exigen a sus sumisas, una marca perpetua, ya sea tatuaje, cicatrices o barbaridades mil, cuidado con esas cosas, porque hoy es vuestro Amo, ¿pero mañana?. En mi caso, me han ofrecido como regalo realizarse un tatuaje, y aunque se lo han hecho, han sido cosas que el día de mañana si dejamos de vernos, solamente ella y yo sabremos que significa.

Hay dominantes que al margen de las marcas físicas en el cuerpo de la sumisa (creen que si no es así, no son machotes), también marcan con sus fluidos, ya sea con semen o realizándoles una lluvia dorada. Yo no comulgo con esas formas de marcaje, pero si la sumisa lo acepta, todo esta permitido.

Dhanko

Un sumiso o sumisa en nuestra vida de pareja

una_sumisa_en_nuestra_vida_de_parejaHoy quiero abordar un tema que me consultan muchas parejas donde ambos son dominantes y es como buscar y jugar con una sumisa o sumiso si somos pareja.

Tenemos que diferenciar dos cuestiones importantes, por un lado, el querer vivir una experiencia puntual (seas sumiso o sumisa) y por otro querer vivir una relación “estable” con es@s sumis@s.

Si lo que buscan los dominantes es vivir sesiones esporádicas, es complicado encontrar sumisas, no sumisos por supuesto, ya que solo tienes que decirlo o anunciarlo y te salen doscientos sumisos para vivir esa experiencia, no dejan de ser experiencias digamos que frías, intensas, eso si, pero con solo una satisfacción digamos que sexual como fin.

La complicación si queremos decirlo así, viene cuando esa “relación” se quiere convertir en estable. Debemos siempre que tener en cuenta que la sumisa o el sumiso quiere vivirla en intensidad y no debemos pensar solamente en nosotros. Debemos entender que su entrega va a ser absoluta hacia nosotros y muchas veces solamente pensamos en que nos complazcan de una forma u otra, y eso no esta bien.

Una sumisión de este tipo, la catalogo tan complicada como una relación a distancia o virtual. Hay que cultivarla mucho, hay que nutrirla cada día y hacer que nuestro sumiso o sumisa viva su sumisión en su soledad pero disfrutando de sentirnos cercanos.

La gran mayoría de sumisos que aceptan o buscan este tipo de relación siempre buscan el fin sexual, no así las sumisas. Estas sin duda son mas complicadas, necesitan mas proximidad y salvo raras excepciones el fin sexual no es lo que buscan, necesitan que sus Amos cuiden de ella, la instruyan cada día y necesitan sentir que les pertenece.

Hace un par de meses, mi pareja y yo tuvimos una experiencia de este tipo con lux, una sumisa de 45 años que quería ser nuestra sumisa sin que su marido lo supiera. La experiencia fue muy gratificante para ambas partes, ella vivió muchos momentos junto a nosotros, aprendió a ser una buena sumisa y por lo que nos va contando (aun mantenemos contacto diario) sus avances han sido muy buenos.

luxEl funcionamiento con ella fue muy sencillo, contacto varias veces al día con ella vía whatsApp y viéndonos una vez por semana para realizar su adiestramiento en casa. Lo importante de todo esto, es que no buscamos a una sumisa para aprovecharnos de ella, si no para que ella pudiera vivir su rol en plenitud, y eso amigos, es mi consejo. Si lográis que su entrega sea absoluta y se sienta feliz, la tendréis para siempre.

Si por el contrario solamente la buscáis para vuestro placer sexual, dejadlo porque le podéis hacer daño, y una mala experiencia de este tipo hará que ella deje de confiar en una pareja.

También debéis pensar en la importancia de que ambos miembros de la pareja seáis activos con ella, lux en este caso, se sentía genial con los dos porque ambos disfrutábamos de ella de igual forma y muchas veces la complicidad que sentía con cada uno de nosotros la hacia disfrutar de diferente forma.

La búsqueda ya os digo que es complicada, lo normal es acudir a chats o anuncios en paginas de contactos, pero os costara. No desistáis, lo importante es que confíen en vosotros y veréis como cuando menos lo esperéis aparecerá esa sumisa que os hará vivir seguramente experiencias inolvidables como las que hemos vivido nosotros.

Los tipos de juegos, son muy abiertos, debéis conocerla muy bien para establecer los limites, gustos, el fin que ella busca, etc

Para terminar amigos, quiero volver a repetir que un sumiso o sumisa no es (por norma general) un esclavo o esclava para hacer lo que se nos antoje con ellos. Su fin es aprender y vivir nuevas experiencias, eso nunca debemos olvidarlo. En mi caso, cuando un sumiso o sumisa me dan carta blanca absoluta para todo, YO, NO JUEGO.

Dhanko