BDSM, Buscando la marca perfecta

buscando_la_marca_perfectaA lo largo de mi vida, me he encontrado muchas veces con esta pregunta, ya sea por una sesión realizada, por mi sumisa o incluso por preguntas de ambas partes del juego BDSM, es algo que enriquece tanto a dominantes como a sumis@s.

Una de mis sumisas del pasado, me decía que no había mayor placer para ella que verse las marcas que había dejado en su piel mientras jugaba con ella durante algunos días, lógicamente para mi también era un placer indescriptible saber que durante esos días su sentimiento de pertenencia hacia su Amo se acentuaba mas si cabía.

Pero lo importante es no obsesionarse con ello, debemos comprender que no para todos o todas, esas marcas son de vital importancia para sentirse perteneciente al otro participe del juego BDSM, debemos siempre respetar los pactos de esos juegos, ya sea por gusto o por privacidad.

También me ha ocurrido que ha venido a casa una sumisa para una sesión, hemos pactado que no hubieran marcas mas allá de una simple rojez en la zona nalgar y cuando se ha marchado me ha dicho “ahora que me encuentro en casa, desearía poder verme esas marcas Amo”. Algunas veces en la siguiente sesión hemos subido un poco la intensidad, pero aunque me den carta blanca, siempre quiero que la progresión sea controlada.

Entrando en materia ¿cuál es la marca perfecta?, simplemente aquella que os transmita a los dos. Para mi, dejar una marca por dejarla, no me dice nada, si se que hago aquella marca y que recordare, y mi sumisa por supuesto, la disfruta durante horas o días, ya me satisface, de otra forma no.

Debéis siempre tener cuidado de que no sean visibles, aseguraros que se marchara en pocas horas o días, eso hará que queráis volver a disfrutar produciéndolas y recibiéndolas de nuevo. En caso que seáis pareja, los pactos son lógicamente, completamente diferentes, pero aun así debéis siempre pensar en que permanezcan ocultas al resto de habitantes de la casa.

También hay dominantes que exigen a sus sumisas, una marca perpetua, ya sea tatuaje, cicatrices o barbaridades mil, cuidado con esas cosas, porque hoy es vuestro Amo, ¿pero mañana?. En mi caso, me han ofrecido como regalo realizarse un tatuaje, y aunque se lo han hecho, han sido cosas que el día de mañana si dejamos de vernos, solamente ella y yo sabremos que significa.

Hay dominantes que al margen de las marcas físicas en el cuerpo de la sumisa (creen que si no es así, no son machotes), también marcan con sus fluidos, ya sea con semen o realizándoles una lluvia dorada. Yo no comulgo con esas formas de marcaje, pero si la sumisa lo acepta, todo esta permitido.

Dhanko

Deja un comentario