Ceremonia de Iniciación BDSM

Un punto importantísimo en una relación BDSM, y sin duda muy poco valorado, es la “Ceremonia de iniciación”.
 Es un ritual clave para sentir esa unión irrompible que se puede llegar a crear.
Es como una boda, llena de ilusión, de buenos deseos y que te marca para siempre. Una ceremonia de iniciación bien elaborada se recuerda gratamente y se convierte en el punto de partida de una unión difícil de romper.
En esta web seguro que encuentras pistas para ayudar a crearla, a que vivas ese día como lo vivimos nosotros, lleno de cosas buenas, una experiencia que te permita recordar y compartirla con quien creas oportuno, como quien muestra su álbum de fotos o el vídeo de su boda, no la pases nunca por alto.
Una ceremonia de iniciación debe tener unos puntos claves que son de vital importancia, (siempre te hablo bajo mi punto de vista, cada uno debe valorar como realizarla).
- La colocación del collar y bautismo de vuestros nombres en el juego
- La lectura de los pactos, límites y limitaciones
- Presencia de testigos.
Estos tres puntos que te marco son quizás los más importantes, sin duda muchos de vosotros pensareis que la presencia de testigos no es necesario, y no.. en realidad no lo es, pero son elementos exteriores que sin duda harán que tenga mayor grado de morbosidad. Estos testigos firman el contrato con todos los pactos, límites y limitaciones que se leen durante el inicio de la ceremonia, y pueden quedarse, participar o no durante la sesión que precede a esa ceremonia.
Así mismo, es importantísimo que el lugar elegido para dicha ceremonia sea un lugar que a ambas partes os aporte, con ello siempre lo recordareis. Otro punto recomendable es que si tenéis oportunidad de grabarla o de hacer fotografías las hagáis, os aseguro que siempre que podáis volver a ver ese material os transportara a ese mágico momento vivido.
Quiero compartir contigo, querido lector una parte de nuestra Ceremonia de iniciación, relatada por luna (la que fue mi sumisa) y que seguro que hará que valores igual que nosotros ese día que fue tan especial. Espero que la disfrutes. (en cualquiera de mis libros la tienes integra).
ceremonia_iniciacion1… Después de un frío silencio se prosiguió a dictar los pactos que fueron escuchados con total atención por las cuatro partes. Una vez leídos y aprobados, seguidos por una tímida y dulce sonrisa por mi parte y por una mayor seriedad pero brillo de felicidad absoluta en sus ojos, por la suya, me ordenaron incorporarme para su firma. Me colocaron en medio de la sala, ante la gran cama y frente a un espejo en el que podía verme reflejada de cuerpo entero. Los dos testigos me quitaron la ropa, lenta y cuidadosamente, dejándome totalmente desnuda. Cuando acabaron, uno de ellos, y supongo que sabiendo mi ignorancia ante tal ritual, me dijo:
- En cuanto Tu Señor se sitúe ante ti, se te prohíbe mirarle a los ojos. ¡recuérdalo sumisa!-
¿Recuérdalo sumisa? ¡Para él mi nombre debía ser luna! Eso fue lo que en un primer momento pasó por mi mente e hizo que mi rostro dejase de ser dulce, pero pensé “luna, tranquila… no rompas la magia, por hoy compórtate, guarda tu ego, encierra a esa mujer que habita en ti, vuelve a ser quien debes ser, juega y disfruta del momento…” Entonces volví a entrar en mi rol y ello hizo que me volviese a sentir feliz, dichosa… se me iba a colocar mi deseado collar, iba a culminar mi “puesta de largo”, sin ropa y con un cuerpo desnudo. Iba a empezar a vivir “mi nueva vida dentro de un maravilloso juego”, una vida que compartiría con la vida real, monótona, aburrida y que daría la luz que necesitaba desde hacía mucho tiempo.
Recogieron mi pelo y lo apartaron de forma que a Mi Señor no le costase colocar mi precioso collar. Se situó frente a mí y me miró dedicándome una casi inapreciable son- risa, aparté mi vista de él y bajé la mirada, asintiendo con ello a su colocación. Una vez colocado alrededor de mi cuello me bautizó con mi nombre, luna, sumisa luna (luna, a partir de entonces, sería el nombre con el que se conocería a la fiel amante y servidora de su Amo y Señor Dhanko, pero debo confesar que luna se entregó muchos días antes, sin rituales, sin collar, sin ceremonia, sin testigos. Ya le pertenecía por completo meses atrás).
Recuerdo que mi excitación era máxima, sentía la humedad resbalar de entre mis piernas… lo cual me hacía sentir incómoda por creer que igual nadie lo podría entender. Supongo que influía todo, el lugar, el ritual, el sentirme desnuda y observada minuciosamente por los tres hombres imponentes y misteriosos, el sentir mi total entrega, el no saber qué iba a ocurrir…. Con lo cual esa excitación se hizo más que evidente.
Una vez colocado el collar, el semblante de Mi Amo cambió, se tornó más serio y autoritario, vi perfectamente cómo se introdujo de lleno en su papel…me apetecía seguir observándole y poder vivir y nutrirme de su felicidad, pero no debía hacerlo, él ya no era, digámosle…”normal”, así que yo debía meterme en el mío y hacer lo correcto, que en esos momentos era reflejar mi sumisión, tal y como me habían recordado anteriormente.
Para sellar mi total entrega, a modo de compromiso por todo lo pactado, mi Señor me tenía preparadas varias pruebas…

ceremonia_iniciacion2Recuerdo que temía el siguiente paso, aunque sí, lo esperaba, pero temerosa ya que pensé que serían una pruebas difíciles de soportar en una sesión. Sabía que pondría a prueba mucho de lo pactado y que algunos puntos aún no los habíamos puesto en práctica. Sería una nueva prueba quizá tanto para él como para mí, un acto que significaría rubricar el juramento por ambas partes.
Mi Señor pidió a sus amigos que procediesen…
Quiero agradecer al Sr SirJP y raquel de SirJP la cesión de estas dos fotografías que forman parte de su Ceremonia de iniciación.
Agradecimiento especial al Grupo Domus Nigram por la ayuda para que la Ceremonia de Iniciación pudiera ser posible.

 

Deja un comentario