Dolor BDSM

Dolor¿Qué es el dolor?

Como dicen, cada persona es un mundo… y mi mundo quizá no sea fácilmente entendido, así que yo no espero comprensión.
A veces me preguntan, pero cómo es posible que te pueda gustar el dolor? Y yo contesto, lo que tú entiendes por “mi dolor” yo lo entiendo como puro placer. Y pregunto: dime, qué es para ti el dolor?

Mi verdadero dolor es cuando el corazón llora desconsolado y nada ni nadie puede consolarlo. Ahí es cuando se sufre, cuando duele,
cuando se llora, cuando… puedo decir que NO quiero sentir ese dolor. Pero cuando algo me hace ser feliz, disfrutar, excitarme, chorrear… yo no le puedo llamar dolor… sino PLACER.

Sí, temo al dolor, pero no al físico sino al dolor subjetivo, a ese dolor en el alma, el cual no cura fácilmente, el cual puedes recordar siempre. Mi dolor sería perder a quien me ama, me cuida, me protege, me entrega su ser, me hace ser feliz, me mima y azota, me domina y somete, me enseña e instruye, me besa y abraza…

Un dolor difícilmente parcheable con tiritas, medicamentos o reposo. Un dolor que sólo perdiendo la consciencia o la vida podría dejar de existir.
Por eso cuando me dicen: pero cómo es posible que te pueda gustar el dolor? Yo sólo puedo responder: primero dime, qué es para ti el dolor?…

Luna {Dk} 

3 pensamientos en “Dolor BDSM

  1. Me gusta la descripción, no puedo pensar en que sera doloroso algo que me proporsiona placer, puedo expresar que es extrema la manera en la cual se proporciona dicho placer.

Deja un comentario