Esta noche yo mando y tú obedeces

esta_noche_yo_mando_tu_abedeces

Uno de los objetivos del taller ¿Cómo puedo convencer a mi pareja para que juguemos al BDSM? (y quizás uno de los que mas me ha sorprendido por su acogida) no es otro que buscar sencillas formulas para que nuestra pareja entienda que el BDSM no es solamente dolor y humillación, un juego BDSM en pareja se puede realizar de mil formas.

Seguro que muchísimas veces habéis jugado al “hoy mandas tu, mañana mando yo”, pues eso mi querido lector ya es BDSM, lógicamente esta todo muy lejos de lo que podemos denominar como juego ideal BDSM donde está presente el protocolo, la fetichismo, los roles oficiales, pero… sin duda es una buena forma de empezar.

Cuando una parte de la pareja no tiene ni idea de que es este juego y le hablamos de BDSM, lo primero que hacen es asustarse, seguidamente buscaran información sobre ello y entonces, es cuando la “cagamos” del todo.

Por ello, vamos a establecer un pequeño juego, vamos a proponerles su dominio o nuestro dominio por una noche, lo normal es que ellas digan, “pues venga mandas tu” (les encanta) y ese debe ser nuestro momento. Tenemos que hacer que la noche sea perfecta en todo, tenemos que preparar el ambiente, elegir bien el lugar si salimos a cenar o tomar una copa, tenemos que cuidar nuestra presencia y hacer que todo les sorprenda y sea perfecto. En la parte sexual también debemos intentar hacerlo perfecto, debemos hacerlas sentirse “las reinas de la noche” a las que adoramos y amamos por encima de todo y hacer que esa noche sea inolvidable para ella.

Si realmente ha sido así, el proponerles avanzar algún pasito más cada vez sin hablarles del concepto BDSM les encantará y si van probando cosas y conceptos nuevos cada día se darán cuenta que les encanta sentirse dominadas.

Hay parejas que practican ese tipo de juegos, pero que nunca han conseguido (la parte dominante) que les llamen Amos, es igual, no debemos desesperar por ello y simplemente buscar nombres diferentes para estos juegos, lo importante es ir aprendiendo poco a poco y ellas mismas querrán entrar cada vez más en el verdadero juego BDSM.

Entiendo perfectamente que cuando un dominante tiene sus deseos puestos en una auténtica sesión BDSM “currarse” desde abajo esto con su mujer puede parecerle un mundo (yo lo vivi con mi primera mujer) pero no debemos desesperar. Si vemos que ni así encendemos una mínima mecha en ellas, entonces si que tenemos un problema, pero todo tiene solución si verdaderamente hay amor por parte de los dos.

Realmente entiendo a los dominantes cuando me escriben o me llaman, puede llegar a ser cansado, pero debemos entender que el respeto hacia ellas es lo primero y si el concepto de sumisión no lo admiten, debemos ponernos en su lugar y pensar en como nos sentiríamos nosotros si nos pidieran serlo sin sentir ese sentimiento.

Dhanko

Un pensamiento en “Esta noche yo mando y tú obedeces

  1. Y cuando, siendo sumisa, te peleas, proporcionas informacion, muestras, sugieres, pides, ruegas… y no hay condenada la manera de que tu pareja entre a jugar?
    Pq, con todos los medios machacando el tema de la violencia de genero, y el terror atroz que ha infundido la Ley al respecto en el alma de los hombres, novios, maridos, amantes o queridos de una noche… la verdad es q os hace falta una gran valentia para plantearos “jugar” porque como una tia os quiera hacer la vida imposible, vais bien jodidos… como se logra superar ese miedo y sacar de tu pareja el Dom q sabes q esta ahi escondido?? ? (Las sumisas lo olemos… ;))

Deja un comentario