Rozando el cielo

rozando_cieloAyer recibí el correo de una seguidora de mi web en la que me decía con esas palabras que había vivido la mejor experiencia de su vida, me comentaba que gracias a esta humilde web había podido convencer a su marido para iniciarse en los juegos D/s y que finalmente habían tenido su primer juego.

Evidentemente cuando te sientes bien, la endorfina (hormona de la felicidad) está presente y eso nos hace entrar en un estado de bienestar increíble.

El BDSM bien jugado desde sus inicios, nos brinda esa posibilidad. Es un juego que nos une tanto a nuestra pareja que la hace prácticamente irrompible, pero siempre debemos tener presente y recordar que debe ser un juego en los que ambas partes disfruten de igual forma (algo que no me cansaré nunca de repetir).

Otro factor importate y que la denominada “gente vainilla” no conoce es que las pinceladas de dolor unidas al placer hacen que cualquier experiencia posterior ausente de esas pinceladas pierda fuerza e intensidad. Por ello si, entiendo perfectamente cuando me dicen “Señor he podido tocar el cielo”.

Un pensamiento en “Rozando el cielo

  1. Muy cierto querido colega, eso mismo trato siempre de hacer ver yo tambien a la gente y sobre todo a aquellas/os no iniciados, a los que siempre les recomiendo que tengan cuidado y no se pongan nunca en manos de inexpertos, porque esa primera experiencia es de vital importancia y lo mismo que te pueden hacer tocar el cielo, te pueden hundir en el infierno y dejarte marcada para siempre.
    Mis saludos cordiales
    Faust0

Deja un comentario