Un sumiso o sumisa en nuestra vida de pareja

una_sumisa_en_nuestra_vida_de_parejaHoy quiero abordar un tema que me consultan muchas parejas donde ambos son dominantes y es como buscar y jugar con una sumisa o sumiso si somos pareja.

Tenemos que diferenciar dos cuestiones importantes, por un lado, el querer vivir una experiencia puntual (seas sumiso o sumisa) y por otro querer vivir una relación “estable” con es@s sumis@s.

Si lo que buscan los dominantes es vivir sesiones esporádicas, es complicado encontrar sumisas, no sumisos por supuesto, ya que solo tienes que decirlo o anunciarlo y te salen doscientos sumisos para vivir esa experiencia, no dejan de ser experiencias digamos que frías, intensas, eso si, pero con solo una satisfacción digamos que sexual como fin.

La complicación si queremos decirlo así, viene cuando esa “relación” se quiere convertir en estable. Debemos siempre que tener en cuenta que la sumisa o el sumiso quiere vivirla en intensidad y no debemos pensar solamente en nosotros. Debemos entender que su entrega va a ser absoluta hacia nosotros y muchas veces solamente pensamos en que nos complazcan de una forma u otra, y eso no esta bien.

Una sumisión de este tipo, la catalogo tan complicada como una relación a distancia o virtual. Hay que cultivarla mucho, hay que nutrirla cada día y hacer que nuestro sumiso o sumisa viva su sumisión en su soledad pero disfrutando de sentirnos cercanos.

La gran mayoría de sumisos que aceptan o buscan este tipo de relación siempre buscan el fin sexual, no así las sumisas. Estas sin duda son mas complicadas, necesitan mas proximidad y salvo raras excepciones el fin sexual no es lo que buscan, necesitan que sus Amos cuiden de ella, la instruyan cada día y necesitan sentir que les pertenece.

Hace un par de meses, mi pareja y yo tuvimos una experiencia de este tipo con lux, una sumisa de 45 años que quería ser nuestra sumisa sin que su marido lo supiera. La experiencia fue muy gratificante para ambas partes, ella vivió muchos momentos junto a nosotros, aprendió a ser una buena sumisa y por lo que nos va contando (aun mantenemos contacto diario) sus avances han sido muy buenos.

luxEl funcionamiento con ella fue muy sencillo, contacto varias veces al día con ella vía whatsApp y viéndonos una vez por semana para realizar su adiestramiento en casa. Lo importante de todo esto, es que no buscamos a una sumisa para aprovecharnos de ella, si no para que ella pudiera vivir su rol en plenitud, y eso amigos, es mi consejo. Si lográis que su entrega sea absoluta y se sienta feliz, la tendréis para siempre.

Si por el contrario solamente la buscáis para vuestro placer sexual, dejadlo porque le podéis hacer daño, y una mala experiencia de este tipo hará que ella deje de confiar en una pareja.

También debéis pensar en la importancia de que ambos miembros de la pareja seáis activos con ella, lux en este caso, se sentía genial con los dos porque ambos disfrutábamos de ella de igual forma y muchas veces la complicidad que sentía con cada uno de nosotros la hacia disfrutar de diferente forma.

La búsqueda ya os digo que es complicada, lo normal es acudir a chats o anuncios en paginas de contactos, pero os costara. No desistáis, lo importante es que confíen en vosotros y veréis como cuando menos lo esperéis aparecerá esa sumisa que os hará vivir seguramente experiencias inolvidables como las que hemos vivido nosotros.

Los tipos de juegos, son muy abiertos, debéis conocerla muy bien para establecer los limites, gustos, el fin que ella busca, etc

Para terminar amigos, quiero volver a repetir que un sumiso o sumisa no es (por norma general) un esclavo o esclava para hacer lo que se nos antoje con ellos. Su fin es aprender y vivir nuevas experiencias, eso nunca debemos olvidarlo. En mi caso, cuando un sumiso o sumisa me dan carta blanca absoluta para todo, YO, NO JUEGO.

Dhanko

Un pensamiento en “Un sumiso o sumisa en nuestra vida de pareja

  1. Hola, muy bueno tu artículo. Siempre me ha gustado ese papel de sumiso-esclavo de una pareja, pues cuando el sumiso es de la mujer, realmente la mujer no está servida al cien por cien. Sin embargo, cuando la mujer tiene a su pareja (el alfa) para disfrutar al máximo,para tener a alguien a su altura, a la vez también tiene al “servicial” beta que se ocupa de las tareas más “pesadas”: limpiar, dar masajes en los pies a ambos, abanicarles, hacerles las tareas domésticas, llevarles el desayuno a la cama, prepararles el baño, lavatrles el coche…. así ambos realmente están servidos y el sumiso es sumiso de verdad, en cada mirada de ambos, en cada momento, él se sabe a los pies de sus amos… realmnete desde mi punto de visto la dominación es completa… gracias por dejarme comentar. Besitos en los pies a tod@s.

    alfombrapersa@outlook.es

Deja un comentario